lunes, 4 de julio de 2016

Asegurar la desalación y a buen precio, el objetivo más inmediato


Hay voces dentro del agro que ven necesario limitar la producción por la escasez "Agua tenemos, pero hay que poner al 100% las desaladoras y, si es necesario, hacer más", apuntan desde Coexphal

"Hay que invertir en tecnología en innovación para ser más competitivos", así se ha manifestado Juan Colomina, consejero delegado de Coexphal, y por tanto una de las voces autorizadas del campo almeriense, acerca de los retos del futuro más inmediato. 

Para Colomina, es complicado reducir los costes, uno de los hándicaps con los que se encuentran los productores más aún con los malos precios derivados de la sobresaturación que ha vivido el continente de producto esta campaña. Por ello se hace necesario incrementar la productividad y, para ello, hay que invertir. Aunque este no es el único factor, entran más en juego. "Desde Coexphal hemos insistido en estos últimos meses en que hay que asegurar uno de los elementos imprescindibles para nuestras explotaciones y del que no podemos carecer, que es el agua de calidad. Hay que asegurar el suministro de agua de calidad a todos los agricultores de Almería". 

El consejero delegado de Coexphal apoya los trasvases como complemento, pero insiste en que "nosotros estamos rodeados de agua, al lado al que miremos, con el mar. ¿Por qué no somos capaces de aplicar las tecnologías que ya existen para desalar? Y así preservar los recursos naturales de cara al futuro". Además, no comparte los cantos de sirena de los últimos meses sobre las recomendaciones de autolimitar la producción debido al déficit hídrico, ya que la producción "la limita el mercado o porque se estén poniendo en peligro elementos de la naturaleza que sean imprescindibles para el sostenimiento de la población. Y este no es el caso", y subraya que "esta idea es equivocada, porque lo que dejemos de producir nosotros lo van a hacer otros. Eso tendría como consecuencia la sustitución de Almería como gran proveedor". En este sentido, apunta a la Administración, como competente en materia de agua:"El gasóleo agrícola está subvencionado. Sin embargo, lo usan solo algunos agricultores. La energía que usamos, que es eléctrica, podía estar subvencionada. Si se hiciera algo comparable con ella a lo que se hace con el gasóleo podríamos acceder a unos precios más accesibles para desalar. Y que casualidad que en Murcia la ministra la puso encima de la mesa, donde subvenciona el consumo de energía eléctrica con destino a la desalación". Fuente: El Almería



No hay comentarios:

Publicar un comentario