miércoles, 20 de abril de 2016

El 80% del agua que utilizará Roquetas de Mar será desalada


El equipo de Gobierno informará en Comisión este jueves sobre el ahorro que supondrá para todos los vecinos la distribución de agua desalada, al que se añadirán nuevas bonificaciones sociales.

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar tiene prevista la celebración este jueves de una Comisión Informativa para informar sobre los beneficios medioambientales y económicos que supondrá la entrada a la red de abastecimiento de agua desalada proveniente de la desaladora de Balerma, que supondrá que un 80% del agua que utilizará Roquetas será desalada.

En este sentido, la teniente alcalde, Eloísa Cabrera, ha adelantado que esta medida "conllevará una mejora sustancial del agua distribuida, que actualmente proviene mayoritariamente del acuífero del Poniente, lo que supondrá una significativa mejora en la calidad del agua del grifo en sabor, color, olor y turbidez". Todo ello supondrá una reducción en el contenido de cal del agua "y un ahorro económico a los ciudadanos al no necesitar descalcificadores o equipos de ósmosis inversa, así como un menor consumo energético para calentar el agua, una mayor vida útil de infraestructuras públicas, un mayor nivel de presión en las viviendas y duchas y baños más agradables y saludables".

Cabrera ha añadido que con el agua desalada, "Roquetas de Mar tendrá una garantía real de suministro en cantidad, eliminando las situaciones de desabastecimiento puntuales que se han dado históricamente en este municipio" además de destacar "que con este agua se mejora el cuidado del medio ambiente y la protección de los recursos naturales".

Nuevas bonificaciones

La teniente alcalde ha explicado que, si bien la entrada de agua desalada "supone un incremento de la tarifa del agua", el ahorro que supone la mejora de la calidad del agua hace que esta subida no repercuta en los bolsillos de los vecinos. "Hay que tener en cuenta que, además de todo lo citado anteriormente y entre otras muchas cuestiones, el ciudadano dispondrá en todo momento de agua de calidad en el grifo, sin necesidad de acarrearla desde el supermercado, lo que supone un ahorro en compra de agua embotellada de hasta 36 euros por hogar, según los cálculos que estiman un consumo de 1,5 litros diarios por persona y día, en una familia de cuatro miembros, y un precio medio de 0,30 euros la botella".

La concejal ha desmentido asimismo que la subida de la tarifa responda a un aumento del beneficio del Ayuntamiento o de la empresa concesionaria de gestión del agua "sino a que el agua proveniente de la desaladora tiene unos costes superiores a la captada actualmente". Según ha señalado la edil, "en el caso de Roquetas, incluso, el precio es sensiblemente inferior a otros municipios de la zona que se abastecen de agua desalada y que cuentan con un precio de hasta 0,9 euros por metro cúbico".

El equipo de Gobierno ha planteado además nuevas bonificaciones "para que ningún vecino de Roquetas se quede sin esta garantía del suministro, a través de Tarifas Sociales para pensionistas y familias en riesgo de exclusión, que se sumarán a las actuales para familias numerosas". Estas tarifas bonificarán de forma completa el coste del alcantarillado, así como los dos primeros tramos del abastecimiento, que abarca hasta los 30 metros cúbicos, un nivel por debajo de la media del consumo de una familia, "por lo que los ciudadanos pueden estar tranquilos".

"En definitiva, los roqueteros van a notar una mejora sustancial en el agua, tanto en calidad con en la garantía de abastecimiento, que les permitirá ahorrar a corto plazo en agua embotellada, sistemas de descalcificación y energía, y a medio plazo en infraestructuras y electrodomésticos, pero sobre todo va a mejorar su calidad de vida", ha concluido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario