miércoles, 6 de abril de 2016

"Agricultura Viva en Acción". La nueva asociación de agricultores cuenta ya con unos 1.500 socios


Holanda comprará esta primavera partidas de melones a empresas de Almería a 40 céntimos el kilo y las revenderá al doble en mercados de la Unión Europa. Así lleva ocurriendo casi medio siglo en el mar de plástico y así seguirá ocurriendo, hasta que nadie lo remedie.

No existe en el mundo un ejemplo de deflación tan palmario como el de esta huerta de Europa: las berenjenas, los pepinos, los tomates que brotan en los invernaderos de El Ejido, de Roquetas, de La Mojonera, de Níjar, se venden al mismo precio que hace 30 años, un hecho digno de Guinnes, que no admite interpretaciones: ahí están los números.
El campo está revuelto esta campaña -como tantas otras- y soplan vientos de querer hacer algo para transformar esta realidad a la que se ha sumado también la sed.

Como en la política, el campo almeriense también ha empezado a nutrirse de organizaciones emergentes que están brotando, poco a poco de momento, para hacerse oír con su propio recetario en la mano. Es el caso de la Asociación Agricultura Viva en Acción, con sede en el Círculo de El Ejido, que asegura contar ya con 1.500 asociados del Poniente almeriense y de la Costa Tropical granadina. Es la primera que surge una entidad interprovincial entre agricultores, con intereses a veces comunes, a veces encontrados.

Preside este colectivo, que se constituyó oficialmente el 10 de febrero, Jesús Fuentes Callejón, quien asegura haber reactivado la ilusión de una parte del sector con sus planes sobre aprovechamiento del agua de la presa de Rules, que comparte con la Federación de Regantes de José Antonio Pérez, y con la planificación de cultivos y aplicación del precio retirada sobre un 10% de la producción.

Han mantenido contactos ya  con 12 comercializadoras y entre sus planes figura también la constitución de una mesa de intelectuales que generen ideas sobre cómo solucionar algo que hace sangre en  el campo desde hace décadas: los precios que ponen otros.

Un ejidense con siete apellidos

Ejidense del 63, de apellidos y de corazón, Jesús Fuentes Callejón irrumpe en esa torre de babel que es la agricultura almeriense desde la humildad y desde el convencimiento de que “hay que hacer algo, y pronto”, en la unión de producciones y en la reivindicación de agua, para que no tiemble, como está temblando, el gigante del PIB almeriense. Fuente: La Voz de Almería

No hay comentarios:

Publicar un comentario