martes, 18 de noviembre de 2014

Tomate RAF, ¡yo, soy tu padre!



Historia




La semilla del tomate Marmande RAF fue seleccionada en Francia por la empresa Clause, conocida de forma coloquial entre los agricultores de aquella época como “El Tío del Carrillo” en alusión al antiguo logotipo de la empresa.


La variedad tiene su origen en un cruce realizado en 1961 entre el tomate Marmande Clause 27 y una variedad de tomate americana resistente a Fusarium raza común, con frutos carnosos y un cierre pistilar muy pequeño.

La variedad RAF fue inscrita por Clause en el registro de variedades de Francia en el año 1967.

La nueva variedad: Raf

Se trataba de una variedad con un fuerte vigor de planta que permitía llevar a cabo cultivos de ciclo largo. Estamos ante un nuevo tipo de tomate con un fruto de buen calibre, asurcado, cuello verde bien marcado, muy carnoso, con un cierre pistilar pequeño, con un equilibrio perfecto entre azúcares y acidez y presencia de sustancias aromáticas que le confieren un sabor excepcional.

La variedad es la primera resistente a la raza común de Fusarium oxysporum.

Precisamente esta característica le da nombre a la variedad: RAF son las iniciales de Resistente A Fusarium.

Desarrollo de la variedad en España

Finalizada su inscripción en el año 1967, el tomate RAF inicia rápidamente su distribución y cultivo en España, centrándose éste fundamentalmente en las provincias del sudeste español: Alicante, Murcia y Almería.

Sin embargo, fue en Almería donde la variedad Raf consiguió la mejor adaptación y aceptación, imponiéndose su cultivo rápidamente en la mayoría de las vegas de toda la provincia. El tomate Raf se convierte así, en la única variedad que ha sido capaz de perdurar en el mercado durante más de cuarenta años.

La aparición en el mercado de los primeros tomates híbridos, más demandados en el mercado por su conservación, redujeron los cultivos de RAF en la década de los setenta y ochenta al mínimo, concentrando su producción sólo en las zonas con aguas muy salinas, como La Vega de Almería, La Cañada, El Alquián y Pujaire, donde la salinidad aporta a los frutos una excepcional calidad gustativa.

Este hecho marcó aun más las diferencias entre el Raf y el resto de variedades, consolidándose como un producto “gourmet”, original, autóctono y de extraordinario sabor.

El tomate Raf, conquista así los paladares más exquisitos, consolidando un mercado nacional muy exigente en sabor, diferenciándose como un producto único, delicioso, que el consumidor reconoce fácilmente por su forma asurcada y el sabor excepcional.

La crisis del cultivo

La década de los noventa supone un cambio progresivo en la técnica de cultivo del Raf. La aparición en los cultivos de Almería del virus de la Cuchara (TYLCV) reduce de manera importante los cultivos de tomate al aire libre y especialmente los de la variedad Raf.

Si a esto sumamos los cada vez más reincidentes problemas sanitarios provocados por nuevas razas de Fusarium y por el virus del Mosaico del Tabaco se puede afirmar que el cultivo de Tomate Raf atraviesa la peor crisis de su historia en Almería. Las cotas más bajas de producción se alcanzan a mediados de la década de los noventa.

Mientras la producción en la zona de La Cañada y El Alquián queda reducida a lugares muy concretos como el Paraje del Charco o Camino Ferris, el impulso definitivo del tomate Raf llegará con el desarrollo de los cultivos en las zonas más salinas de la comarca de Níjar como Ruescas, Los Martínez, Fernán Pérez y Campohermoso, que protagonizarán la última etapa para el cultivo de Raf bajo invernadero.

La aparición de los híbridos

Es precisamente en ese momento (año 1999), cuando empieza a ensayarse una nueva variedad obtenida por Clause que solucionaba los problemas sanitarios provocados por el ToMV, mejoraba el vigor y la producción del Raf, permitía adelantar la campaña de producción y disminuía de manera importante los mermas provocadas por el blossom.

Y todo ello, manteniendo el aspecto, la forma, el color y el sabor que sólo el Raf proporciona.

La variedad en cuestión era DELIZIA, que empezó a conocerse (y todavía hoy se le aplica el término) como “El Raf híbrido”.

Con el paso de los años, los suelos se van agotando paulatinamente y se van haciendo más evidentes otros problemas sanitarios.

En el año 2004, Clause empieza a realizar en campo los primeros ensayos de una nueva variedad híbrida con un potente sistema radicular. Dicha variedad permitía que los cultivos pudieran alargar su periodo de producción, solucionaba el problema de la presencia de nematodos en los suelos, ayudaba a consolidar el cultivo en fechas tempranas de verano, mejorando la consistencia en épocas de calor e incorporaba la resistencia de la planta al hongo Fusarium oxysporum radicis.

En el año 2006 empieza ya a cultivarse esta variedad que recibió el nombre de CONQUISTA.

Contenido en sustancias saludables

Se ha hablado mucho acerca del sabor y la calidad del tomate Raf en relación con los híbridos.

Las diferencias de presentación, forma, color, sabor son numerosísimas incluso dentro de la variedad Raf y dependen de múltiples factores: fechas de transplante, condiciones de aguas y suelos, fertilización, momento de recolección, estado de madurez.

Se puede afirmar que el manejo del cultivo y el complejo agua-suelo-clima inciden de manera determinante en la calidad final del tomate.Y todos estos parámetros tienen mucha más influencia en la calidad final del producto, que el hecho de utilizar como variedad Raf, Delizia y Conquista.

Las variedades de Clause han sido seleccionadas teniendo presente que van a ser cultivadas en condiciones adversas y difíciles. Delizia y Conquista son variedades que necesitan de conductividades elevadas y estresantes para obtener los mejores resultados cualitativos.

Los análisis realizados en laboratorio para determinar el contenido en sustancias saludables, arrojan de manera inequívoca resultados muy similares en los niveles de ácido ascórbico, licopenos y B-carotenos para las variedades Raf, Delizia y Conquista, cuando son cultivados bajo las mismas condiciones.

Fuente: Clause


Opinión

Si bien, la semilla es de origen francés, el producto es almeriense 100%, sólo los agricultores de esta tierra saben obtener la calidad extrema del Raf como producto. Sembrar semilla Raf no te garantiza producir tomates de calidad Raf. Si fuera fácil, lo haría todo el mundo y en todas partes. De echo, las nuevas variedades de asurcado que tanto daño están haciendo a la imagen del Raf, es que se producen en condiciones menos salinas, son más fáciles de manejar y la producción es mayor y la puede hacer mucha más gente.

Urge que las comercializadoras protejan y promocionen la marca de calidad Raf y la diferencien de otras copias, de lo contrario, en unos años se habrá hecho mucho daño a la imagen del Raf y el consumidor dejará de consumir y de pagar por estos tomates. 

(A.P & T.D.A.) 




No hay comentarios:

Publicar un comentario