miércoles, 30 de noviembre de 2011

El Gobierno andaluz aprueba el Decreto de Artesanía Alimentaria para apoyar a las empresas y explotaciones familiares


Un distintivo identificará productos andaluces tradicionales con valor añadido de calidad diferenciada y respeto al medio ambiente

El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto que regula la artesanía alimentaria en Andalucía y dispone las medidas para su promoción. La norma, especialmente orientada al fomento de explotaciones y empresas familiares, crea un distintivo específico, 'Artesanía Alimentaria', para identificar y respaldar los productos agrarios y pesqueros de procedencia andaluza que cumplen con los requisitos de calidad individualizada y respeto al medio ambiente en la producción, elaboración, manipulación, transformación, envasado, conservación, transporte y distribución.

La nueva regulación beneficiará, entre otras producciones, a las de quesos y cuajadas, postres lácteos y yogures, mermeladas, avinagrados, adobados, salmueras, encurtidos y salados, miel y derivados, esencias silvestres, cárnicos, frutas y vegetales, sal, bollería y repostería, pastelería de convento y pescados, crustáceos y moluscos.

Estos productos podrán ahora acogerse al distintivo 'Artesanía Alimentaria', otorgado por la Junta con el fin de facilitar la comercialización y acreditar en el mercado tanto su procedencia como su elaboración artesanal y el cumplimiento de las condiciones específicas de calidad diferenciada. La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha señalado que este distintivo designará a productos "originales, singulares y únicos", y que esta medida permitirá acreditar la "autenticidad" de estos alimentos y el proceso que los respalda.

Para hacer uso de este sello, los alimentos deberán cumplir especiales requisitos de calidad y producción limitada, individualizada y controlada, sobre todo en lo referido a selección de materias primas, condiciones de almacenamiento y de procedimientos de gestión para garantizar la trazabilidad de la cadena productiva, sin perjuicio del resto de la normativa aplicable en los ámbitos comercial y sanitario. Asimismo, se exige que la producción no sea totalmente mecanizada y, por tanto, que la persona artesana participe en todas aquellas fases que resulten determinantes en los procesos de elaboración y acabado, incluida la comercialización en algunos casos.

Los productores también podrán aspirar a la consideración de 'Empresa de Artesanía Alimentaria' si acreditan el cumplimiento de requisitos como estar ubicadas en Andalucía, tener la condición de microempresas e inscribir sus centros e instalaciones de producción en el Registro Artesanal Alimentario de Andalucía. Esta herramienta, de nueva creación e incluida en el actual Registro de Industrias Agroalimentarias de Andalucía, permitirá mejorar el control y el conocimiento del sector.

En este sentido, ha indicado que el decreto distinguirá a microempresas que no superen los dos millones de euros como volumen de negocio anual, y que reforzará los mecanismos para evitar que se produzcan posibles fraudes al consumidor.

Junto con la regulación del distintivo y las medidas de apoyo, el decreto aprobado por el Consejo de Gobierno establece también la creación de la Comisión de la Artesanía Alimentaria de Andalucía, órgano consultivo y de asesoramiento adscrito a la Consejería de Agricultura y Pesca en el que estarán representadas las entidades públicas y privadas relacionadas con el sector.

Finalmente, Aguilera ha señalado que, en los casos en que proceda, se podrá indicar en el etiquetado que el alimento pasa de forma directa "del productor al consumidor", como mención complementaria a las características del mismo.


Fuente: Junta de Andalucía


No hay comentarios:

Publicar un comentario