sábado, 29 de octubre de 2011

El MARM alerta del aumento del número de importadores fraudulentos

En los últimos tiempos se está produciendo un incremento en el número de empresas exportadoras de diversos productos, agroalimentarios especialmente, que han  enviado mercancías sin recibir la contrapartida económica correspondiente. Cuando el exportador intenta reclamar lo debido, no tiene posibilidad de tomar contacto con nadie en los teléfonos y direcciones anteriormente utilizados. Aunque el hecho no es nuevo, el número de casos,probablemente a causa de las dificultades económicas, ha ido en aumento.

A raíz de un fraude de esta naturaleza, en que la víctima fue una empresa de Mercasevilla, se ha constatado el “modus operandi” de estos nuevos “importadores” que se asemeja mucho en todos los casos. El inicio es  la adquisición por un ciudadano de cualquier nacionalidad de una antigua sociedad de responsabilidad limitada que lleve años sin operar, lo que representa un ahorro considerable con relación al costo de constituirla “ex novo”; normalmente se trata de “holdings”, “beheer” (gestorías), “adviesbureau” (asesorías), lo que ya puede constituir una advertencia, pues no es normal que esta clase de empresas se dediquen a la importación de frutas, hortalizas o vino, por ejemplo. El nuevo importador realiza simultáneamente un número elevado de pedidos de mercancía a diversos proveedores, siempre con enorme urgencia. El exportador, aunque  solicite las garantías correspondientes por el porcentaje que estime oportuno de la operación y la entidad garante investigue los antecedentes del importador, estos resultan intachables, sin ningún elemento que haga dudar de su fiabilidad en los diez o quince años de vida de la empresa. La urgencia le es beneficiosa para evitar que la constatación de la concentración de riesgos por los muchos pedidos, hagan más difíciles o costosas las garantías. 

La mercancía, en general, se reexpide a otros países del Este de Europa o a Turquía. El asunto está siendo objeto de atención por las respectivas embajadas en Madrid y  La Haya y por la fundación holandesa “Fraude Help Desk”, especializada en este tipo de actividades delictivas.

Fuente: Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM)


No hay comentarios:

Publicar un comentario