jueves, 13 de enero de 2011

Kiko Matamoros la vuelve a liar.

La agricultura almeriense está en pie de guerra y no es para menos. La causa de que las aguas estén tan revueltas es que el pasado sábado, 8 de enero, el provocador contertulio Kiko Matamoros realizó unas equivocadas y malintencionadas declaraciones en el programa La Noria.

Os pongo en situación. En La Noria se estaba debatiendo sobre la Ley antitabaco y sobre los derechos de los fumadores a practicar este hábito con libertad en los establecimientos hosteleros. Pues bien, en un momento del debate, Matamoros, con esa soberbia a la que los espectadores, al menos yo, no acaban de acostumbrarse, insinuó que no se puede demonizar al tabaco y espetó que en el municipio almeriense de El Ejido se producen muchos casos de cáncer linfático que se atribuyen al tabaco, mientras que la realidad, su realidad, es que se deben al uso de pesticidas.

Estas desafortunadas, erróneas y tendenciosas declaraciones han provocado un tsunami de declaraciones en el sector agrícola almeriense, y no es para menos, porque este sector lleva años limpiando la mala imagen que durante años se ha perpetuado en la mente de la sociedad.

Hoy por hoy, la agricultura intensiva de Andalucía ha dado un giro de 180º y constituye el mejor ejemplo de técnicas de producción sanas, saludables y respetuosas con el medio ambiente, reconocidas en todo el mundo. Así se lo ha hecho saber la Organización Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía, Hortyfruta, al director del programa, a quien le ha exigido que Kiko Matamoros se retracte de sus palabras o que el programa realice una rectificación.

A esta petición se han sumado todas las organizaciones agrícolas y también, por supuesto, el propio consistorio ejidense. Y es que, Señor Matamoros, quien habla en una televisión tiene una responsabilidad y la responsabilidad debe ser la de saber medir sus palabras cuando es un completo desconocedor de la materia de la que habla o, al menos, hay que documentarse y contrastar las informaciones porque si no corre el riesgo de hacer el más absoluto de los ridículos.

Esperemos que la dirección de La Noria sí que haga gala de esta responsabilidad y haga lo que tiene que hacer, pedir disculpas.


Fuente: Hortyfruta

No hay comentarios:

Publicar un comentario